Esto de ver fotos en Instagram de gatos paseando con correa por parajes idílicos me hizo querer acostumbrar a mis gatas a las salidas a la naturaleza, así que al poco de tenerlas en casa, me puse manos a la obra, compré arnés y correa, y todos los días, he estado practicando con ellas y buscando información sobre cómo se deben sacar. Y al final, he decidido no sacarlas, y te voy a explicar porqué. Seguir leyendo