Gatifica tu casa. ¿Eso es poner cuadros de gatos y telas con dibujos de gatitos o qué?, pues no, aunque si te gusta, puedes hacerlo, pero no tiene nada que ver con el concepto. Gatificar es adaptar tu casa a tu gato, hacerla más agradable para él. Y eso, significa nada más y nada menos que entender que a un felino, lo que le gusta es trepar, esconderse, jugar, descansar, vigilar, correr… en definitiva, seguir su naturaleza en su territorio. Pero, ¿quiere esto decir que para tener al gato contento tienes que montar una jungla en el salón? Ni mucho menos, es muy sencillo, y ayudará a que la convivencia con tu dulce minino sea mucho más feliz para todos. Sigue leyendo