A Linda, mi anterior gata, no nos hizo falta bañarla hasta que se hizo muy mayor, y entonces tuvimos que sedarla en el veterinario para ello, porque no fuimos capaces nosotros en casa.  Para tratar la alergia aconsejan bañar a tu gato, para reducir el porcentaje de acumulación de alérgenos en su piel, mínimo una vez al mes. Así que lo tenía claro, tenía que acostumbrar a mis gatas al baño, porque no iba a estar sedándolas 12 veces al año en el veterinario. Hoy os contaré lo que estoy haciendo para que mis gatas cada vez lleven mejor el proceso del baño.

Sigue leyendo

No hay dos gatos iguales, eso está claro, pero lo de mis gatas es algo muy curioso. Nacieron en el mismo criadero, con sólo unos días de diferencia, con diferentes madres, pero el mismo padre. Ambas son bengalís, y llegaron a nuestra casa el mismo día, días después de haber sido castradas. Han vivido las mismas experiencias desde que nacieron, y el 50% de su genética procede de un mismo ejemplar, por cierto, el guapísimo Terrible del embrujo, un macho bengalí snow lynx.

Sigue leyendo