Cepillar

Cepillar el pelo de tu gato no es algo de lo que se pueda pasar, tenga el pelo corto o largo. Varía la frecuencia con que lo haces, el tiempo que le dedicas cada vez… pero es muy importante que cepilles su pelo. Hoy te hablaré de los beneficios que tiene, de cómo acostumbrarlo, sobre cómo hacerlo y qué herramientas hay en el mercado para ayudarte en esta tarea.

Son muchos los beneficios que tiene cepillar el pelo a tu gato, y no sólo para que no te llene la casa de pelos. El cepillado, afianza el vínculo con tu gato; entre los miembros de una manada de felinos, es normal acicalarse los unos a los otros, les relaja. Hay muchos gatos (Goldie lo hace), que a la vez que tú los cepillas o acaricias, ellos te lamen. Te devuelven el cepillado, pero con lengua rasposa, porque te sienten de su familia, de su manada. Cuando cepillas a tu gato, cuidas de su salud; estás activando su circulación, estás revisando el estado de su pelo (si hay alguna calvita, algún granito o eccema); estás previniendo futuras bolas de pelo en su estómago, controlando que no haya parásitos externos y dándole un masaje, que para el tono muscular sienta de maravilla. A nivel estético, un gato bien cepillado se verá con el pelo brillante, libre de grasa y suciedad y si lo tiene largo, además evitarás los nudos y enredos. 

Conviene empezar a acostumbrar al cepillado cuando aún es cachorro; imitaremos el lamido de su madre, que lo llena de caricias para limpiarlo y estimular su digestión. Si tu gato es adulto, y no le gusta mucho, debes ir poco a poco habituándolo, con paciencia y delicadeza (como todo con los gatos ;). Comienza todos los días, cuando esté cómodo y relajado, a cepillarlo un poquito. A los gatos no les suele gustar que los cepillen en dirección contraria al nacimiento del pelo, hazlo desde la nuca hasta la cola, por lo menos mientras intentas que se acostumbre. Con que aguante sin irse o sin intentar morder el cepillo dos minutos ya llega. No le dejes jugar con el cepillo, date la vuelta e ignórale si lo hace. Puedes ir aumentando el tiempo poco a poco, pero en cinco o diez minutos deberías dejarlo. Recuerda, debe ser algo placentero para él y para ti. Recomiendan el cepillado una vez a la semana en gatos de pelo corto y una vez al día o en días alternos para gatos de pelo largo. Siempre al terminar, dale una chuche o prémialo con palabras bonitas.

Yo os puedo hablar del cepillado del gato de pelo corto, porque nunca lo he tenido de pelo largo. El pelo del gato bengalí es corto, pero espeso. Por lo que dicen que es hipoalergénico, es porque suelta mucho menos pelo que otras razas, y eso es verdad, con Antas y Goldie lo noto. Ahora que ha llegado la primavera están soltando un poco más, pero en comparación con otras razas, es menor. Yo sigo con mi rutina de cepillado una vez a la semana, pero sí que es cierto que llevo un par de semanas sacando más pelo muerto, y cuando juegan a las peleas, dejan algún que otro mechoncillo por el suelo, así que a partir de esta semana lo haré dos veces, para ayudarlas en la muda de primavera-verano, que dicen que es cuando más pelo sueltan.

Hasta hace poco, sólo usaba un cepillo doble: por un lado con púas de metal y por el otro de cerdas y un guante de púas de goma. Utilizaba el cepillo de púas metálicas (siempre comprobar que no pinchan en nuestra mano antes de comprarlo), para levantar el pelo que pueda estar apelmazado; el guante, para arrastrar el pelo muerto, y terminaba con el cepillo de cerdas para recoger los restos de pelos que se escapaban y darle lustre. WhatsApp Image 2021-04-28 at 21.41.38

Había escuchado y visto por anuncios el cepillo, del que todo el mundo habla maravillas, el Furminator, pero hace cosa de un mes, vi que estaba de oferta en el Amazon, y decidí probarlo. ¡Es alucinante! Con cuatro o cinco pasadas saco una bola de pelo considerable a cada una. No he dejado de usar el cepillo de púas y el guante (me da la sensación como de que “preparan” el pelo antes), pero la cantidad de pelo muerto que saca este nuevo cepillo es una pasada. ¡Hasta les brilla el pelo mucho más!

El fabricante recomienda pasar el Furminator sólo una vez a la semana, en pasadas largas y aplicando un poco de presión para que llegue al pelo inferior. A Antas, como es una mimosa empedernida, le gusta. Las primeras veces intentó morderlo y darle con la pata, pero como no le dejaba, dejó de hacerlo. Con Goldie me cuesta, porque ella no es de recibir mimos, ella los da, nos lame, se refriega contra las piernas, las manos, duerme abrazada, pero al revés no. Entonces, como no se deja, empiezo a cepillarla cuando está dormida, y si veo que se va a ir, la cojo y la obligo un poco, porque por lo menos una vez a la semana, tengo que hacerlo, por ella y por mi alergia. Menos mal que de las dos, Goldie es la que menos pelo suelta, no sé si será porque el pelo de los marbled, al ser más sedoso aún que los spotted, les hace soltar más o es sólo casualidad, pero se nota mucho la diferencia entre las dos. Os voy a poner una foto con el Furminator y la cantidad de pelo que le he sacado a Goldie esta mañana con sólo una pasada de la nuca a la cola. En la red, estuve leyendo opiniones sobre otras marcas y en todas coinciden: no es lo mismo. ¡Ojo! que no me pagan por publicidad ni mucho menos, es mi experiencia y lo que voy leyendo, eh?

Furminator, el que yo tengo es el pequeño, para gatos de pelo corto

Procuro hacerlo encima de una mantita de ellas, para después poderla sacudir y en una de las sillas de estudio de los niños o del despacho, porque al ser giratorias, me sirven para ir colocándolas según voy cepillando, aunque si tu gato es como Antas, él mismo se irá girando y dando la vuelta para que no le dejes ninguna zona por cepillar. ¡Hasta se pone panza arriba !!! Para prevenir brotes de alergia, lo hago con una mascarilla puesta, y procuro lavarme bien las manos y la cara una vez que termino. Es cuestión de coger el hábito, yo lo hago todos los miércoles, antes de pasar el aspirador, y ya lo tengo tan asumido (creo que ellas también) que cada vez me cuesta menos hacerlo y lo hago más rápido. Cojo los cepillos, la mantita, pongo a una gata en la silla, la cepillo, cojo a la otra, vuelvo a cepillarla y listo. Bueno, yo después les aplico el Vetriderm, pero eso os lo cuento en otro post en el que os hable de cómo estoy controlando mi alergia ¿vale?

Hasta la próxima, amigos! Podéis suscribiros, para que os envíen por correo electrónico los post que vaya publicando, y darle al “me gusta” si así ha sido, para hacérmelo saber, y no dudéis en preguntar cualquier duda, prometo contestar lo antes posible.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s